Comienza por el FINAL

La clave para conseguir siempre (o casi siempre) lo que quieres con tu negocio es que comiences por el final.

A partir de hoy vas a dejar de actuar por actuar. Tus acciones van a tener siempre un sentido y vas a ser mucho más efectiva consiguiendo lo que quieres y lo que necesitas.
Todas tus acciones, absolutamente todas tus acciones deben comenzar preguntando: “¿qué es lo que quiero lograr?”; pero espera, que la pregunta no te agobie. No se trata de resolver un dilema de vida se trata de desarrollar un proceso mental en el que tus acciones van a estar siempre dirigidas a tus objetivos. De hecho ya lo haces: conduces tu auto a la oficina para… presentarte a trabajar, comes… para no tener hambre. Es decir, en tu vida diaria, ya haces muchas cosas automáticamente que inconscientemente sabes que te darán el resultado que buscas.

Dime entonces ¿qué pasaría si pudieras aplicar esos mismos principios a tu negocio y con ello consiguieras casi siempre lo que quieres? ¿Qué pasaría si tienes que tomar alguna decisión sobre hacer o no hacer algo o cómo o cuándo hacer algo que necesita tu empresa?
Por ejemplo, ¿necesitas mandar un email? Qué quieres lograr con ese correo, no lo escribas o no lo envíes nada más por que sí. Razona sobre lo que quieres lograr con esa comunicación y redáctalo, dirígelo, en base al objetivo que quieres alcanzar. Otro ejemplo, ¿quieres ir a una reunión de negocios? ¿Qué quieres lograr durante esa junta? No vayas nada más porque sí o “a ver qué pasa”.

Lo interesante y útil es que esta técnica la puedes comenzar a usar para metas tan ambiciosas como lo que quieres lograr en tu vida hasta lo que quieres conseguir con algo tan simple como una llamada de teléfono o una reunión de trabajo.

Cuando tus pasos están bien dirigidos, dejarás menos cosas al azar o a la voluntad de las demás personas.

Dale sentido a todo lo que tiene que ver con tu negocio, define lo que quieres conseguir con cada paso que das.

Empieza a aplicarlo hoy mismo en la siguiente acción que tenga que ver con tu negocio. Pregúntate: ¿qué quiero lograr con esto? La respuesta te dirá exactamente lo que tienes que hacer.

No Comments Yet.

Leave a comment