El Papel del Hombre en Tu Negocio

Uno de los desafíos más grandes a los que se enfrenta la mujer empresaria es el equilibrio entre su vida personal y su negocio. Culturalmente debemos aceptar que entre los hispanos, uno de los componentes que potencialmente puede tener un gran impacto en las empresarias es la opinión de los hombres en su familia o círculo cercano; sea el esposo, la pareja, el novio o incluso hasta el hijo. No son pocas veces las que yo he visto que la opinión de un hombre tiene una gran trascendencia en la idea de negocio o en la empresa de la mujer al grado de cambiar radicalmente el rumbo de las cosas.

Debemos reconocerlo y tratar de abordar este reto enorme que muchas veces se pasa por alto porque ha sido parte de nuestra vida desde hace mucho tiempo.
Aquí te muestro los 5 papeles que el hombre NO debe desempeñar en tu negocio:

Tu protector. El hombre no está como un escudo frente a ti y el mundo para que nadie te haga daño. Como empresaria te vas a enfrentar a situaciones difíciles que te van a afectar. Tú debes defenderte por ti misma y no depender de nadie más.

Tu jefe. El hombre puede tener una opinión, especialmente cuando la vida de tu familia puede verse impactada con tu negocio pero eso no le da el título de “patrón”. Tú eres la persona que tomará las decisiones al final del día, tuya será la voluntad que de forma responsable se imponga para dictar el camino a tomar.

Tu héroe. Tú serás la responsable de tus actos. Efectivamente puedes contar con el apoyo de tu familia o de tu pareja o de tus amigos como uno de tus recursos sin embargo, nunca debes actuar de una forma aventurada confiando en que alguien más vendrá a arreglar tus problemas. Lo ideal es actuar minimizando los riesgos en tu negocio pero si de todas formas surge un problema, tú debes desarrollar la habilidad de salir adelante porque los negocios siempre te presentarán desafíos, será mejor que tú estés preparada.

Tu validador. Vuelvo a insistir que las opiniones sobre tu negocio pueden existir sin embargo, el hombre no es necesariamente nuestro consumidor. No tiene por qué convencerse si él no es el cliente más probable de nuestro negocio. No esperamos su aprobación sino simplemente su comprensión.

El líder de la empresa. Ese papel es indiscutiblemente tuyo. El liderazgo no se comparte porque estaría traicionando su propia naturaleza. Tú eres la líder de tu negocio y debes actuar como tal. Es una gran tarea pero que lleva enormes ventajas.

Recuerda, el papel que el hombre debe desempeñar en tu negocio es el de CLIENTE. El hombre será muy importante siempre y cuando te dé su dinero a cambio de tu producto o servicio si no, es como cualquier otra persona.

No Comments Yet.

Leave a comment