Las suerte NO existe en los negocios

Muchas veces las personas me dicen que no tienen suerte en los negocios. Es más, se comparan con otras personas que a su manera de ver las cosas han “tenido más suerte” que ellos en los negocios y todo siempre me lleva a decirles lo mismo.

LA SUERTE NO EXISTE EN LOS NEGOCIOS.

Y muchas personas podrían desafiar esta idea que hoy propongo pero la verdad es esa: la suerte no existe en los negocios.

Nosotros tenemos la capacidad de manipular algunas circunstancias para que eso que las personas llaman “suerte” nos llegue a las manos.

La suerte no existe en los negocios, lo que existe es la capacidad de generar, identificar y aprovechar las oportunidades.

Ahí es donde está la clave, en crear el escenario perfecto en el cual pueda darse la oportunidad y que tengas el radar abierto para poder identificarla y saber cómo actuar.

Bueno y ¿cómo puedes hacer para que la magia de eso que algunos llaman “suerte” te suceda a ti?

Tu realidad es producto de las decisiones que tú tomas, TODA tu realidad.

Necesitas tomar decisiones y ejecutar sobre esas decisiones para que la “suerte” te llegue.

Para que la suerte, para que la oportunidad te alcance debes primero estar presente. Pensar que de repente del cielo te llegara la oportunidad es simplemente ingenuo.

Lo primero que necesitas hacer es una lista de los lugares donde puedes encontrar oportunidades. Esto lo puedes lograr entendiendo que las oportunidades están donde está tu cliente más probable. Ya sea que se trate de eventos, foros en línea, redes sociales, etcétera; necesitas visitar esos lugares, no importa si es física o virtualmente pero necesitas estar ahí. Ese es el primer paso para que entres en contacto con la oportunidad. La oportunidad, la ”suerte” NO toca a tu puerta solo porque sí. Debes buscarla donde la “suerte”, donde la oportunidad vive y eso es donde están las personas que están dispuestas a darte su dinero. Me da igual si vendes a consumidores o a negocios. Esos compradores están en algún lugar, debes estar ahí para que el rayo te pueda electrificar.

El segundo elemento es la capacidad de identificar cuando hay una oportunidad

Esto se logra con una tensión permanente sobre tu negocio. Durante los eventos o en los foros virtuales habla con la gente, cuéntales de tu negocio, cuéntales el valor que les agregas a tus clientes, por qué eres diferente, es decir, provoca a las personas para que se interesen en lo que haces y también pregunta, pregunta y pregunta de qué manera puedes ayudar a las demás personas.

Debes estar enfocado en lo que quieres lograr, elimina los distractores. Por ejemplo, hay muchas personas que asisten a eventos y en lugar de estar presentes al 100% pueden estar consultando sus teléfonos. Recuerda, estás ahí para GENERAR oportunidades.

Y finalmente, debes actuar sobre esa oportunidad, de nada serviría estar ahí, generarla si no la aprovechas y exprimes hasta lo último.

¿Cómo puedes ejecutar? Simplemente dándole seguimiento. La mayoría de las personas pierde nuevas oportunidades por no explorarlas lo suficiente. Cuando piensas que hay una oportunidad, dale su espacio, estúdiala hasta el punto donde decidas si vale la pena o no.

Es un crimen que una oportunidad se muera por falta de atención.

Implementa estos 3 puntos que acabamos de explicar en este artículo y seguro serás una de las persona con más “SUERTE” en los negocios.

No Comments Yet.

Leave a comment