“No sé” y “No puedo”

En los negocios decir “no puedo” y “no sé” es más útil de lo que crees.

Contrario a lo que todo el mundo piensa utilizar estas frases no lanza un mensaje negativo al universo. En los negocios mejor vamos a ser prácticos.

No te preocupes, decir estas palabras no condiciona ni nuestro rendimiento ni nuestra capacidad.

Uno de los logros más importantes en los negocios es cumplir nuestras promesas con los clientes. Ellos esperan por lo menos que hagamos lo que dijimos que haríamos. Cuando esto no sucede y faltamos a nuestra palabra, las consecuencias son desastrosas para la reputación de nuestra marca. Y los clientes, como verdaderos mercenarios del valor, algunas veces pedirán más de lo que podemos hacer. Es mucho más importante decir un “no puedo pero le ofrezco esto a cambio…” que prometer algo que podría comprometernos. Es más importante ser que aparentar ser y luego decepcionar a nuestros clientes. Aprovecha esta situación para algunas veces hacer eso que te pedía de más el cliente y con ello sorprenderlo.

Por otro lado, la frase “No sé” es igualmente útil. Especialmente en el proceso de venta. Un “sabelotodo” no proyecta una imagen confiable. Es mejor decir al cliente “No sé, lo voy a investigar”. El cliente únicamente espera que conozcamos todo sobre nuestro producto o servicio. Aprovecha una situación así para precisamente investigar esa información que te requiere el cliente y con ello ir un poco más allá para construir una buena relación.

#piensadiferente, estas frases pueden ayudarte mucho más de lo que te pueden perjudicar, utilízalas más seguido.